NotiArte

Reavivan tradición de la Cruz de Mayo

Naguanagua, mayo 5.- La celebración del Velorio de la Cruz de Mayo comprende una de las tradiciones más conocidas en el territorio nacional, ya que es en este día cuando se conmemora el tiempo de la primavera y se rinde culto a la naturaleza. Por su parte, la Iglesia Católica recuerda el hallazgo en el año 324, del madero en el cual murió Jesucristo. Como parte de la celebración de esta tradición y a fin de reavivarla, el viernes 29 de abril fue inaugurada la I Exposición de la Cruz de Mayo, en los espacios de Medialuna Bistró y Galería, en el pueblo de La Entrada de Naguanagua. Reina Lara y Asdrúbal Ruiz, artistas plásticos de reconocida trayectoria en Naguanagua y en la región carabobeña, organizaron esta primera exposición y para ello, convocaron a cultores y artistas de la localidad y foráneos, a que participaran en ella, con la elaboración de una representación de la Cruz de Mayo. La exposición fue propicia para que quienes siguen esta fiesta interpretaran con su arte la Cruz de Mayo y cada uno de ellos la representara bajo su técnica, entre ellas el pirograbado, el vidrio, tallas, pinturas, etc. Las palabras de apertura estuvieron a cargo de Fidel Hernández, poeta, cultor e investigador de tradiciones venezolanas, quien realizó un bosquejo a los asistentes acerca de esta tradición. Por su parte, el grupo Parranderos del Alba, oriundo del municipio Naguanagua, interpretó distintas piezas en honor a la Cruz de Mayo. Como parte de las actividades para “reavivar” esta tradición, estarán dispuestas en la vía y en postes de alumbrado público algunas cruces, cada una desde una interpretación artística. “No se trata de rescatar, sino de reavivar esta tradición y encontrándonos en el corredor turístico de Naguanagua, denominada Ciudad Museo, queremos aportar además de estas expresiones artísticas, la del conocimiento de esta tradición venezolana”. Reina Lara comentó que la convocatoria fue atendida y recibida con beneplácito, ya que artistas y vecinos de La Entrada participaron en esta exhibición y disfrutaron de 24 piezas, elaboradas por artistas de localidades como Tocuyito, Valencia, San Diego, Naguanagua y Los Teques, estado Miranda. “Contrario a lo que pudimos pensar al lanzar la convocatoria, la gente sí se conectó con esta iniciativa, inclusive vecinos de La Entrada, niños, jóvenes y adultos, nos hicieron llegar sus piezas y hoy fueron expuestas para que los asistentes las pudiesen contemplar y por qué no, conocer lo que inspiró a sus creadores”. El montaje de la muestra estuvo a cargo del artista plástico Benito Betancourt, quien en distintas oportunidades ha trabajado en exposiciones junto a estos artistas y artesanos. La idea de esta exposición nació de Asdrúbal Ruiz, devoto de la Cruz de Mayo, quien junto a su familia le rinde homenaje cada año; de allí que cada asistente a la inauguración de la exposición recibiera una pequeña cruz en madera, de su creación y en honor a esta tradición. “Esperamos continuar con esta actividad cada año, porque la convocatoria tuvo buena acogida tanto por nuestros amigos artistas como por la comunidad de La Entrada pueblo”, manifestaron. Variadas actividades durante el fin de semana En el marco de esta exposición, en los espacios de Medialuna Bistró y Galería, se estarán realizando durante los fines de semana diversos talleres de artes plásticas y artesanías, entre ellas elaboración de papagayos, origami, pintura, demostraciones de cómo trabajar en torno, entre otras. Para quienes deseen apreciar estas piezas, la exposición permanecerá abierta al público los días viernes, sábados y domingos. Medialuna está ubicado en el pueblo de La Entrada, calle El Paraíso I-A09, al subir por la vía encontrarán los carteles que les indicarán cómo llegar. Tradición para agradecer a la Madre Tierra En el año 2014, la Cruz de Mayo fue declarada Patrimonio Cultural de Venezuela, dado a que ésta se celebra en 20 estados y el Distrito Capital desde hace 150 años, con cada una de sus variaciones. Las festividades comienzan el 3 de mayo y a partir de que en sus inicios la tradición se fusionó con expresiones culturales indígenas y africanas, se estableció como costumbre adornar la Santa Cruz con papeles de colores y flores, que hacen alusión a la primavera del año, como ofrenda a la tierra, para obtener buenos frutos. Esta tradición continuó y se acentuó como un vínculo con la Madre Tierra y las lluvias, pero con el paso del tiempo, se convirtió en una auténtica celebración, obteniendo un lugar entre las tradiciones venezolanas de mayor vistosidad. Para estas festividad, se organizan bailes de homenaje, reuniones para compartir en las comunidades e instituciones; se entonan cantos, fulías, sirenas y parrandas; también se efectúan rezos y recitales de poesía.

Fuente: Notitarde.com