NotiArte

El silencio es un discurso estético de luz y tiempo

En un planteamiento casi teatral, las esculturas se encuentran y comparten sus soledades. Así, por ejemplo, la abstracción de un rostro se dirige a una suerte de escritura silenciosa. Ambas arman un diálogo que busca la luz y el tiempo. Y de esa forma se va configurando el planteamiento estético de Iván Rojas, cuya geometría se dispersa por la galería Okyo, en Las Mercedes, con la muestra Vacíos (contenidos) que se inaugurará mañana. Permanecerá abierta al público hasta el 6 de noviembre.

Son diez piezas entre unidades modulares y relieves en pequeño y mediano formato. Elaborarlas le tomó un año al artista, quien trabajó junto con el
curador e investigador Luis Velásquez la idea de composiciones y estructuras que se asocien en positivo-negativo, en equilibrio de volúmenes y colores, sobre el espacio, teniendo como punto de partida la condición estética del vacío.

³Esto tiene una connotación un tanto religiosa, es buscar el vacío como sinónimo de silencio. Es tanto el silencio que nos hace falta para hacer una pausa en esta dinámica de vida que me parece fundamental indagar en ello.

Eso nos permite reflexionar para abordar la cotidianidad. Y existe también una lectura plástica: se necesita para construir una obra², afirma Rojas,
quien con esta propuesta se adentra también en la poesía y retrata en una de las paredes de la sala la frase: ³Vacío / espacio revelado/Š por contener². Sobre la exhibición, el curador afirma en el texto del catálogo: ³Se advierte en el artista una voluntad por realizar todo el proceso constructivo, una práctica que imprime la carga de subjetividad necesaria para sensibilizar la obra de arte convirtiéndola en una invención lírica de la geometría².

Fuente: El Nacional