Una suma de valores deja huellas en los espectadores

La contraposición en la sala está reflejada en las piezas en las que predominan el blanco y el negro, aunque esto pueda tratarse de una simple suma, álgebra con colores. Entramados que parecen componer un tejido, pero que en realidad integran una firma individual única: la huella dactilar.

Dáctilos cuánticos es la más reciente exposición de la artista plástica zuliana Marithe Govea, quien tomó la huella de su dedo anular y la utilizó como base para crear una serie de obras en diferentes formatos; en ella explora digitalmente este entramado a través de postulados científicos, en este caso la mecánica cuántica.

?Dáctilos comenzó hace cinco años. Realicé una investigación dentro de la física, pasé por la materia oscura, de ahí fui a la relatividad y finalmente llegué a la mecánica cuántica. Dáctilos es un proyecto muy complejo y por eso lo estoy dividiendo en varias series. Lo comencé a exponer en noviembre con el título Dáctilos relativos, basándome en la relatividad de Einstein. Y llega a este mes de mayo con la inauguración de Dáctilos cuánticos. Las obras y los videos que presenté en cada una son diferentes. Todo tiene su base en que nosotros somos parte de la galaxia, del universo y en que somos chispas. Realmente generamos una energía muy específica y hacemos cambios, somos una potencialidad?, indicó.

La individual se exhibe en la Caja 2 del Centro Cultural Chacao desde el domingo pasado, y permanecerá abierta hasta el 8 de julio. En las obras se observa un gran contraste. ?Para mí el blanco y el negro son valores de luz y menos luz, es sustracción de luz lo que yo leo. Para mí es restar o sumar, existe un álgebra que es primitiva, que es el principio universal. Pero también es el mal y el bien, además, son los contrastes, los opuestos?, aseguró la artista.

Govea ha pasado años realizando estudios con el cuerpo: pliegues, cicatrices o texturas son la base para sus fotografías. ?En Dáctilos empecé practicando con mi hija. Comenzamos a hacer con almohadillas las huellas en un papel, tomando las fotos. Luego las escaneé hasta que llegué a digitalizarlas y encontré la forma que me gustaba para poder definirlas como las matrices?, refirió.

A Govea no le disgusta que cada mirada pueda encontrar su propia interpretación en cada una de las piezas. ?Lo principal es estimular al espectador. Como artista uno hace una obra y la suelta. Porque la produje, para mí significa algo, pero para otra persona significa otra cosa. Yo considero que el arte es cultura y es educación, y realmente el arte, fuera de la estética, lo que busca es complacer al ser humano, pero además despertar algo en él?, comentó.

?Aquí hay talento de sobra, pero nos faltan programas de estimulación, iniciación y ayuda, para que se muestre al mundo lo que se hace?, dijo la zuliana, que considera que en Venezuela al arte le hace falta apoyo de parte de la empresa privada y de los agentes y galeristas. ?El artista siempre tiene que ser una persona que mueva las bases, que quiebre los cimientos y que rompa esquemas?, finalizó.

Dáctilos cuánticos
Del 6 de mayo al 8 de junio
Caja 2, Centro Cultural Chacao
Lunes a viernes: 9:00 am a 5:00 pm
Sábado y domingo: 11:00 am a 5:00 pm
Entrada libre

Fuente: El Nacional