Doyoung Kim, un mundo de colores

Es el arte el que abre una ventana a luz y permite a los niños con autismo desarrollar sus capacidades y lograr lo que por naturaleza se les dificulta: comunicarse. Sus obras podría entrar en distintas categorías ya sea arte pop, ingenuo o expresionismo abstracto; sin embargo, no es ninguno de ellos. Estos niños no conocen de historia, filtros o técnicas, lo que los hace crear obras lejos de copias, imitaciones o cánones. Un estilo propio que resalta por su pureza y honestidad. Ya son varios casos de niños autistas que con imaginación y disciplina encuentran en el arte una forma de escape, tal es el caso de la joven de 16 años Doyoung Kim, quien comenzó a estudiar en 2013, cuando sus padres, representantes de Corea del Sur en Venezuela, notaron su inquietud por el arte. Comenzó sus estudios en Chile durante 6 meses y luego continuó estudiando arte 3 años en Seúl. Ha participado en diversas exposiciones, entre ellas: 3er Able Acess Art Fair in Seoul, ULLIM United Gallery, AUTISTA ?the beginning of LOVE with AutiSTAR?, Jamsil Estudio Creativo ?Apoyo creación a niños con discapacidades?, Amistad entre Corea y Japón ?Able art? y una individual en Nido de Águilas, Chile. Además, ha recibido distintos reconocimientos. Actualmente en Venezuela trabaja en sus pinturas aproximadamente 4 horas al día, junto con su profesora Zulay Mendoza, también artista plástico. Sus obras están llenas de detalles y a pesar de parecer ingenuas,muestranmucho de su carácter. Sus lienzos obedecen a su necesidad de comunicarse, en este caso a través del color y de la línea. Su obra ha contado con una buena recepción por parte de la comunidad artística para jó- venes con autismo en Seúl y por ello esperan lograr un espacio para mostrar parte de su propuesta en una muestra individual en Caracas. Hasta ahora su pintura se divide en tres series, repartidas en un arte más figurativo con flores y tazas, y formas abstractas que está comenzando a explorar. En todas, incorpora figuras familiares o de su entorno, como partes del cuerpo o formas infantiles. Todo ello a través de un discurso visceral, movido por las emociones. ?El ejercicio de llevarla a las tres dimensiones es un reto, porque se ve en la obligación de modificar un espacio que no existe para ella?, agrega su profesora, y es que desde sus comienzos, Doyoung Kim hamostrado una importante evolución en su manera de comunicarse. Para aquellos con severas dificultades para conectarse con el mundo ?es el color el lugar donde nuestro cerebro y el universo se encuentran?.

Fuente: El Universal