La escultora que fascinó a Carlos Cruz-Diez

Tiene 23 años y el hecho de haber crecido en un entorno familiar donde siempre prevaleció el interés por la cultura -su tío fue por muchos años caricaturista del diario El Carabobeño- se deja ver hoy en lo que hace.

Alejandra Cedeño (Carupano, 1994), o Alejandra Yellow, por su pseudónimo, es escultora de piezas en pequeño formato en las que caricaturiza a personajes de gran arraigo en la cultura venezolana.

“Me siento identificada con ese estilo (el de las caricaturas en miniatura) porque soy chiquita? ¡solo de tamaño! Trabajo los rostros con mucho realismo, pero deformo la dimensión de los cuerpos”, explica la novel artista afincada en Valencia y quien hace pocos días egresó de la Universidad Arturo Michelena como el título de Licenciada en Arte, mención Diseño Gráfico.

Su tesis de grado es también la confirmación de la pasión creativa que mueve a Cedeño. Se llama Homenaje al arte venezolano y en ella decantó a uno de los máximos representantes del cinetismo: Carlos Cruz-Diez. Pero en su investigación la escultora también honra el legado artistas visuales cuyo trabajo traspasó fronteras: Jesús Soto, Alejandro Otero, Oswaldo Vigas y Gego.

“Quería que el maestro Cruz-Diez supiera de mi trabajo, pues le había hecho una escultura. Las redes sociales fueron mis principales aliadas en ese sentido, pero que lo único que logré en ese momento fue un like de la galería de arte que lo representa en Panamá. Sin embargo, una persona cercana, muy inmersa en ese entorno, compartió las imágenes en sus redes; a su vez, otra persona hizo lo propio, y así fue cómo llegué a él”, explica.

Fuente: ElUniversal.com