Cuatro españoles cuestionan la sociedad actual desde Caracas

Alicia Kopf, Nuria Güell, Pep Vidal y Cristina Mejías son cuatro españoles que se plantean preguntas universales a partir de experiencias íntimas. El día de mañana reúne en la Sala Mendoza una selección de obras de estos artistas que proponen sus visiones particulares sobre la sociedad del presente.

Cinco imágenes muestran el paso del tiempo en un sembradío de trigo que no se fertilizó durante años. Frente al registro fotográfico, sobre un montículo de tierra de casi un metro, se alza un pequeño bonsái. “Toda esa tierra es la que necesitaría ese samán si se le dejaran crecer sus raíces normalmente”, explica el creador de ambas obras, Pep Vidal.

Un pedazo de tierra y f (t) = (t-t0) son las piezas de Vidal, quien además de artista es matemático y tiene un doctorado en Física. “Me gusta trabajar con el reino vegetal porque en él se puede observar la complejidad de los sistemas; por eso algo que resalta en las obras es la relación que la sociedad mantiene con la naturaleza”, indica.

Alicia Kopf y Cristina Mejías también trabajan con imágenes naturalistas. La primera compara una relación de su vida familiar con el círculo polar ártico. La segunda examina el paso del conocimiento entre generaciones y presenta una instalación de videoarte en la que un caballo amarrado trota alrededor del espectador. “Me parecía importante Tro, tro aquí por el tema de quién lleva la cuerda. En la obra se plantea una relación de poder”, explica Mejías.

Nuria Güell cuestiona la organización política y económica de las naciones. En su pieza Arte político degenerado se muestra el proceso de constitución de una empresa en un paraíso fiscal. “Me llama la atención de Venezuela que muchos artistas miran el arte desde una posición política, en el sentido de que se arriesgan y dicen cosas que pueden ayudar a las sociedades a repensarse”, dice.

Patricia Hambruno, curadora de El día de mañana, que se mantendrá abierta hasta finales de diciembre, señala: “En esta exposición hay una reflexión profunda sobre las cuestiones que nos afectan en el día a día, pero no solo como españoles o venezolanos, sino como sociedad global”.

Fuente: El Nacional