El arte de Alejandro Amos renace entre los árboles

L a naturaleza, sus materiales y colores se conjugan en perfecta armonía en las piezas que Alejandro Amos presenta en Transfiguraciones, muestra que inaugurará el domingo en la Galería de Arte Florida.

La exhibición refleja las vivencias del artista desde la perspectiva de alguien que reflexiona sobre su pasado oscuro.

“Las obras no solo muestran la naturaleza, sino que algunas también van más allá y aterrizan en el espacio. En casi todas las piezas hay elementos orgánicos propios de la tierra. Algunos marcos tienen toques orientales que se reflejan en el uso de los colores y las texturas”, señala Francisco Da Antonio, el curador de la primera exposición individual de Amos.

Los árboles son el tema central de las obras de Alejandro Amos. Estos elementos de la naturaleza fueron sus compañeros durante mucho tiempo, mientras vivió en el Ávila y entre las montañas de los Andes.

“En algún momento de la vida todos tocamos fondo. En mi caso tuve que decidir entre la vida y la muerte. La manera más sincera que encontré para salvarme fue retirarme a vivir como ermitaño”.

No solo le brindaron compañía, sino que le enseñaron sobre el respeto y la tranquilidad. “Me fui a la montaña para hacer grafitis en tela, pero terminé pintando árboles”, señala. Y así refleja su vida y el proceso de reestructuración personal que lo hizo renacer. Perdió a su hijo y su espíritu está presente, en mayor o menor medida, en las piezas que presenta.

Amos va más allá de la tela y la pintura. Se vale de los recursos literarios para acompañar algunas de sus creaciones. “Siento que necesito expresar muchas cosas y la obra necesita ir más allá, pero no soy cantante ni nada de eso, así que prefiero intervenir mis obras con algunos poemas”.

El pintor asume su arte como un elemento para comunicar, lo que le permite ir más allá de la tela y la pintura. Utiliza alambres, guijarros, plumas, pabilo y bisutería metálica en sus propuestas.

Amos dice que, en su mayoría, estos elementos forman parte de la naturaleza y sirven para que el mensaje que quiere enviar, ese profuso amor y respeto por lo natural, llegue a todos los que se detengan frente a sus piezas.

El estilo de Amos va alineado a las obras de Miguel von Dangel, su mentor desde niño. “La pintura de Alejandro Amos refiere a la Creación”, finaliza el curador.

Fuente: El Nacional