Exposición “Pioneras” de la Galería CAF reúne a 4 emblemáticas artistas venezolanas

Cuatro damas abocaron con pasión a la creación artística y mostraron su capacidad de asimilar la influencia de los grandes movimientos plásticos de su época. Esta notoriedad se destaca en su desarrollo integral, que dejó un legado en la historia del arte venezolano. CAF -Banco de Desarrollo de América Latina- ha querido celebrar los 20 años de la Galería CAF, uniendo esfuerzos con la Galería de Arte Nacional (GAN) en su 40 aniversario y algunos coleccionistas privados, para presentar la exposición “Pioneras”, que reúne a las artistas Mary Brandt, Elsa Gramcko, Luisa Palacios y Maruja Rolando, como un homenaje a la mujer en su empeño por alcanzar destacados sitios en la sociedad.

La muestra, que pertenece en gran parte a la colección de la GAN, está constituida por un conjunto de obras significativas que han sido exhibidas en museos, participado en salones nacionales e internacionales o recibido premios en importantes espacios de confrontación.

“Hemos decidido valorar el papel de lo femenino rindiendo homenaje a cuatro artistas venezolanas que fueron precursoras de nuevas tendencias plásticas en la Venezuela de mediados del siglo XX. Asimismo, fueron pioneras en proyectar su género en la cultura nacional. La obra de Mary Brandt, Elsa Gramcko, Luisa Palacios y Maruja Rolando perdura y está incorporada en colecciones de museos venezolanos y del exterior”, explicó el presidente ejecutivo de CAF, Enrique García.

Las obras de estas creadoras expresan una vivacidad no sólo en sus potentes trazos, sino en los materiales utilizados. Las cuatro buscan romper límites en los soportes utilizados y traspasar los esquemas tradicionales de la sociedad a la que pertenecían con una producción artística inusual.

“Regocija reunir en un espacio una mínima representación de la obra de estas artistas para dar cuenta del alto nivel artístico que ellas alcanzaron y asomarse a su importante participación en el mundo de las artes plásticas en la segunda mitad del siglo XX en Venezuela”, dijo Mariela Provenzali, curadora de la Galería CAF.

Unidas por la actitud de búsqueda de lo esencial en sus campos creativos, también comparten una misma ambición estética y poética. Sus legados conforman un caudal de complejo entramado que permite valorar el compromiso que un artista asume al tomarse de manera vital la indagación personal hacia una expresividad de vanguardia.

Las artistas

Dominada por un impulso interior que la lleva a infringir reglas, Mary Brandt manifiesta en su obra la necesidad de ir más allá de lo convencional. Como en una urgencia vital de rebeldía, su impetuoso carácter puede percibirse de manera sutil en un exquisito y a la vez mordaz dibujo en grafito de lo mundano, así como en la rasgadura o doblaje de una tela donde puede verse estallar tanto el soporte como el color. Parece haber vivido entre dos polos, lo abstracto en la pintura y lo figurativo en el dibujo, uniéndolos en una extraordinaria obra gráfica.

Elsa Gramcko consigue fraguar su impecable e intuitiva noción compositiva tanto en la más nítida y delicada abstracción sobre una tela, como en su obra constructiva realizada con materiales toscos. Ambas expresiones tienen un trasfondo cercano a la poesía. Su paleta recuerda la ciudad salitrosa de su niñez y adolescencia, a ese paisaje que la vio crecer y que parece haber sido su fuente imaginaria. Su obra informalista, aunada a la pasión por la materia y la incorporación de particulares objetos, la hacen uno de los grandes hitos del arte contemporáneo nacional.

Talentosa en la pintura desde la niñez, de naturaleza curiosa y ávida por absorber el conocimiento, Luisa Palacios se relacionó con el mundo intelectual en tertulias con afamados creadores nacionales e internacionales. Eso la motivó a constituir un reconocido taller, importante centro de reflexión y experimentación, iniciando técnicas vanguardistas que la llevaron a ser precursora del grabado moderno en el país. El virtuosismo gestual en su pintura neofigurativa deja entrever un contenido emocional que devela un gesto espléndido y solidario con la condición humana.

Maruja Rolando dejó una extensa obra en su corta vida. De gran sensibilidad y sencillez, su desarrollo artístico se caracterizó por ser libre y sin ataduras. La búsqueda permanente de su propio lenguaje la llevó a explorar tendencias que marcaban pauta en la época, profundizando en el informalismo. Su pasión por la arquitectura la llevó a imaginarse atmósferas y espacios que se perciben en su pintura. Su obra gráfica se lee como puntal de los espacios imaginados, como si una estructura armada sostuviera la masa pictórica que la caracteriza.

Con el objetivo de propiciar e impulsar acciones que deriven en el logro de la igualdad de género, CAF presenta Pioneras, su 70ª exposición, e interpreta un sentir que se manifiesta fuertemente en estos tiempos: rescatar y promover el rol de la mujer en el desarrollo económico, social y cultural de las naciones.

CAF -Banco de Desarrollo de América Latina- tiene como misión impulsar el desarrollo sostenible y la integración regional, mediante el financiamiento de proyectos de los sectores público y privado, la provisión de cooperación técnica y otros servicios especializados. Constituido en 1970 y conformado en la actualidad por 19 países -17 de América Latina y el Caribe, junto a España y Portugal- y 13 bancos privados, es una de las principales fuentes de financiamiento multilateral y un importante generador de conocimiento para la región. Más información en www.caf.com

Fuente: Informe21.com