Jesús Soto: 93 años del nacimiento del maestro del arte cinético en Venezuela

El 5 de junio de 1923 nació en Ciudad Bolívar Jesús Rafel Soto, uno de los grandes exponentes del arte cinético mundial y de las corrientes de vanguardia de mediados del pasado siglo.

Artista plástico comparable con Carlos Cruz Diez o Alejandro Otero, Soto obtuvo una primera formación artística en la Escuela de Arte en Caracas, de donde partiría a Europa para formarse en las corrientes de vanguardia y arte de gran formato que se experimentaban en las academias y calles del viejo continente.

En París se reúne con el grupo de artistas venezolanos Los disidentes, quienes se dedican a estudiar y sintetizar los planteamientos de Piet Mondrian, De Stijl, LaBauhaus, Malevich, Molí-Nagy o Pevsner.

La música y Soto

La música fue parte importante en la vida de Jesús Rafael Soto. Primero por un sentido estético y pasional, y segundo para fines prácticos y económicos, durante su estadía en Europa en los años 50.

En esta época vive de un modo modesto. Conoció a Gabriel García Márquez, con quien llegó a cantar a mediados de los años 50 en un bar para sobrevivir, según contó años después el propio Nobel colombiano.

“Yo ya había sido periodista, tenía una novela, La hojarasca, y estaba escribiendo El coronel no tiene quien le escriba, pero había que sobrevivir. Cantaba en un grupo con (Jesús) Soto, el pintor venezolano. ¿Y sabes qué cantábamos? Pues canciones mexicanas.”, recordaría Gabo años después.

Obra

Fue en la época de los 50 y 60 cuando Soto se introdujo en el arte cinético que lo ayudaría a dar a conocer en el mundo entero.

El arte cinético se basa en crear estructuras que desafíen los parámetros geométricos y produzcan efectos visuales de movimiento, volumen y tridimensionalidad que involucren al espectador con la obra.

Producto de su habilidad para condensar de manera sensible estos elementos espaciales, las obras de Soto han sido exhibidas, con orgullo para Venezuela y América Latina, en las salas más importantes del mundo, como el MOMA, el Museo Guggenheim de Nueva York o el Centro Georges Pompidou en París.

Fuente: LaNación.com.ve