Días de junio: notas para una agenda cultural

Yordano reapareció “Una vez más” con un repertorio lleno de lírica vigente. Rescatamos el verbo oportuno de Rafael Cadenas. Sugerimos dos perlas muy recomendables en artes visuales y reseñamos “Postales de Caracas”, reciente estreno teatral Utilizar el título “Días de junio” como encabezamiento tiene la intención de iniciar con Yordano una serie de eventos culturales que pretendemos destacar, todos estrechamente vinculados a los asuntos políticos que estremecen al país. El eco de una denuncia puede retumbar más alto cuando el arte toma la palabra, los estímulos de la belleza exaltan el tono de las protestas, y de pronto, gritar en coro “yo no me voy, yo me quedo aquí” reafirma las convicciones de los residentes/víctimas/presos de quienes nos encontramos “atrapados” en la Venezuela de hoy. El regreso del cantautor a los escenarios no pudo ser más conmovedor: un público urgido de buena vibra aupó notas que siguen vigentes y celebró su recuperación física, a pesar de un resbalón con caída durante el show: “todavía falta un poco, pero ahí voy”, reconoció. El concierto titulado “Una vez más” reunió a Yordano con múltiples amigos, Trina Medina, Los Vasallos del Sol, Colina y Los Crema Paraíso, y también hubo tiempo para consignas ucevistas y un toque de propaganda con la presencia de María Corina Machado siendo ovacionada de la mano de la rectora Cecilia García Arocha. Ese aspecto, quizás prescindible, antecedió lo meramente artístico, lo musical, eso que “canta por sí sólo” lo que la gente esperaba: “Perla negra”, “Vivir en Caracas”, “Por estas calles”, etc. La interpretación de “Días de junio” resultó apoteósica, con clímax en frases que admiten muchas otras lecturas a la tonada de amor que las inspiró: “…y esta vez no vamos a dejar que se lo lleve, y aunque el miedo esté allí le sabremos ganar.” Simultáneamente, desde España, Rafael Cadenas, último Premio García Lorca de Poesía, anunció que está revisando su material sin publicar para presentar un nuevo libro, y se mostró preocupado por la difícil situación social y política que atraviesa Venezuela: “mi país está gravemente enfermo”, dijo, y lamentó que se malgastara el poder de la palabra “cuando los políticos la utilizan sólo para falsear la realidad o para descalificar a quienes les señalan sus errores.” No en balde el barquisimetano profesa en “Ars poética” que no ha de proferir adornada falsedad, ni poner tinta dudosa, ni añadir brillos a lo que es. “Quiero exactitudes aterradoras. Tiemblo cuando creo que me falsifico. Debo llevar en peso mis palabras. Me poseen tanto como yo a ellas. Enloquezco por corresponderme.” ¡Menuda declaración de intenciones! Otra manera de emocionar, la de los estímulos visuales, también encuentra opciones de contemplación en sendas exposiciones de Carlos Cruz-Diez y Onofre Frías, la primera en el Centro Cultural y Chacao y la segunda en el Centro de Arte Daniel Suárez ubicado en la Alta Florida, Caracas. De parte del precursor del movimiento cinético encontrará como el color, al interactuar con el observador, se convierte en una realidad autónoma y evolutiva; mientras que en el “Vivero visual real maravilloso” de Frías existe una propuesta, igualmente muy colorida, que indaga en “una mayor conciencia de la tropicalidad y de la identidad latinoamericana.” La reflexión a partir de este “Vivero” es también política en el fondo, porque como dice su autor: “hemos venido perdiendo nuestras costumbres como país, alejándonos de ellas. Si no hay rescate de lo cultural es difícil superar otras coyunturas como la económica o aún la política. Mismo si se sustituyese un gobierno por otro, siempre tendremos pendiente mejorar los aspectos educativos que conlleven a cambios sustanciales en la sociedad.” Si prefiere teatro, le dejamos en compañía de “Postales de Caracas”, un espectáculo que versa sobre la violencia en nuestra capital, tres monólogos interpretados por Sheila Monterola, Paul Gámez y Andreína Rancel. La obra cuenta también con la participación del cantante Onechot, encargado de articular las historias con música especialmente versionada para “Postales…” y breves comentarios de su autoría. Sólo quedan tres funciones en el Centro Cultural Chacao, hoy y mañana a las 7 pm y el domingo a las 5. Feliz fin de semana.

Fuente: TalCualDigital.com