“Soy un artista de mi tiempo”

En las obras del maestro Carlos Cruz-Diez (Caracas, 1923), los colores se desprenden y parecen flotar, cual bruma marina, sobre la superficies. Cambian, tiemblan, laten al ritmo que les otorga la mirada de quien contemplan, como si apenas debieran su origen un objeto físico.
Convencido de que sus piezas son acontecimientos sensoriales, este Artista-Premio Nacional de Artes Plásticas en 1973 y merecedor; entre otros méritos de la Turner Medal 2015- Asegura que un cuadro es solo un medio que le permite exhibir el resultado de sus reflexiones sobre lo cromático, y que en esas ideas, más que en lo físico “reside realmente el arte”.

Fuente: El Universal